El centro y su historia

 

El IES “Ángel de Saavedra”  cuenta con las enseñanzas de ESO, Bachillerato ,  FP Específica (CFGM “Laboratorio de Imagen”, CFGS “Realización de Audiovisuales, Radio y Espectáculos”, CFGS “Sonido” y “Producción de Audiovisuales, Radio y Espectáculos”), PCPI de “Auxiliar de Viveros, Jardines y Parques” y un Aula específica de trastornos del comportamiento.  El número de grupos se sitúa en torno a los 26, el Claustro está constituido por unos 61 profesores y el número de alumnos y alumnas es de 750. El P.A.S. está compuesto por 11 personas, dedicadas a la limpieza, la administración y conserjería.

 

Breve reseña histórica

 

El I.E.S. Ángel de Saavedra fue creado por la Orden de la Consejería de Educación y Ciencia de 26 de agosto de 1987 (BOJA  del 15-9-87), lo cual hace que este curso sea especialmente relevante en nuestra historia, dado que cumplimos EL 25 aniversario de su creación. Con este motivo, pretendemos organizar una serie de eventos que nos recuerden nuestra historia y la labor educativa desarrollada por el centro durante estos años. En el curso 1987/88, aún no se había finalizado la construcción del actual edificio y, por ello, se tiene que iniciar provisionalmente la actividad docente del nuevo Centro en las instalaciones de la antigua Universidad Laboral. Igual que ocurre con la ubicación, el profesorado tampoco es definitivo y, durante ese primer año, el Claustro estará constituido por profesorado interino o en comisión de servicios. El curso 1988/89, con una parte de profesores y profesoras del Claustro actual definitivamente destinados en el Centro,  también comienza en la Universidad Laboral. En el mes de febrero, se realiza el traslado al nuevo y definitivo edificio.

 

La creación y construcción del IES “Ángel de Saavedra” fue una reivindicación largamente exigida a las diferentes administraciones por los ciudadanos de la zona en múltiples manifestaciones y actos reivindicativos. El protagonismo de la sociedad civil a través de las asociaciones de vecinos y otras agrupaciones culturales fue finalmente determinante para que el edificio se ubicara en el lugar en que actualmente está emplazado, superando no pocas resistencias y dificultades burocráticas. También fue decisiva la presión social para que la Consejería de Educación no sólo creara y construyera el Instituto, sino que lo diseñara física y organizativamente como finalmente fue concebido.

 

En realidad, la ciudadanía de la zona Valdeolleros-Brillante demandaba dos Institutos: uno de Bachillerato y otro de Formación Profesional. La Administración educativa del momento, anticipando el futuro sistema educativo que habría de regular la LOGSE en 1990, pensó en fundir dentro del mismo Centro las enseñanzas de FP y de BUP-COU. Quedaba por decidir qué familia profesional se impartiría en la sección de FP. Se buscaba una enseñanza profesional atractiva para los jóvenes y con perspectivas de proyección hacia el mundo laboral. La rama de Imagen y Sonido, hoy denominada Familia Profesional de Comunicación Imagen y Sonido, fue la elegida. Este tipo de enseñanza profesional demandaba unas instalaciones y un equipamiento que sobrepasaban las inicialmente programadas en el proyecto primitivo y finalmente ejecutado. Por todo ello, se tuvo que emprender la construcción de un nuevo edificio para habilitar más aulas e instalaciones específicas de la rama de Imagen y Sonido: platós, sala de edición, controles de sonido, etc.

 

Tras no pocas dificultades y tensiones, las nuevas instalaciones de FP, dotadas con una importante inversión en equipamiento audiovisual fueron inauguradas en 1992. Completada la FP, el centro quedó configurado como un Instituto de Educación Secundaria que incluía entre sus enseñanzas el BUP, el COU y la FP de Primero y Segundo Grado. Esta oferta educativa resultó, sin embargo, insuficiente para atender las necesidades de escolarización del barrio, lo que fue creando, año tras año, descontento y desilusión en aquellos ciudadanos que tanto habían luchado por la construcción del Instituto. La escasez de puestos escolares tuvo otra consecuencia negativa, la masificación excesiva (el centro llegó a contar con 1300 alumnos y alumnas). Estos problemas comenzaron a resolverse con la implantación completa de la LOGSE y con la construcción de un nuevo IES en la zona (El Tablero) y la reconversión del antiguo Colegio San Álvaro en el IES Grupo Cántico.

 

Creemos importante resaltar que el Instituto ha procurado convertirse en una referencia para todo tipo de actividades y así responder a las expectativas de nuestro entorno tras la creación del IES,  reconociendo el esfuerzo y colaboración de toda la comunidad educativa que ha protagonizado las distintas etapas del centro: un profesorado comprometido con su tarea, un PAS involucrado, al igual que las distintas directivas del AMPA y de un numeroso personal de apoyo (cafetería, auxiliar de vigilancia, mantenimiento, etc.) que han hecho posible la tarea de una formación lo más adecuada posible de nuestro alumnado.

 

  

 Peculiaridades del centro

 

  Probablemente haya dos características que nuestro centro no comparte con ningún otro de Córdoba.

 

I.- La primera, es el hecho de que somos el único instituto de toda la provincia que imparte Ciclos Formativos de la Familia Profesional de Comunicación, Imagen y Sonido. Esto hace que seamos un centro de referencia en esta especialidad que atrae a un grupo importante de alumnado incluso de otras comunidades. Como ya hemos comentado en otro apartado hemos ostentado varias veces la representación de esta familia profesional en la Muestra Nacional de FP. Igualmente, nuestro profesorado ha jugado un papel muy importante en la redacción de los requisitos de las nuevas titulaciones de los Ciclos Formativos.

 

II.- La segunda, también comentada anteriormente, es nuestra adscripción a la Segunda Red del Sistema de Gestión de Calidad creada por el IACP y la Dirección General de Formación Profesional de la Junta de Andalucía para mejorar la gestión general de los centros educativos de nuestra comunidad. Hemos sido, hasta hace poco, el único centro de Córdoba capital que ha desarrollado este programa al que consideramos una herramienta muy útil en los aspectos organizativos y académicos.

 

            Y otras dos más que, aún siendo características también de otros centros de la ciudad y la provincia, se pueden identificar como señas de identidad de                nuestro IES:

 

La respuesta al reto que ha supuesto, desde su inauguración, la compleja escolarización de la zona, atendiendo a un flujo de alumnado muy diverso, proveniente de más de cinco centros de Primaria. Hemos procurado atender a esta diversidad con un estilo educativo, organizativo y académico del que estamos razonablemente satisfechos.

 

La relevante aspiración del centro por llevar a cabo Programas relacionados con nuestro entorno europeo y el aprendizaje de las lenguas, algo que ha dado la oportunidad de formarse lingüísticamente y de convivir y enriquecerse  en nuevos entornos a un gran número de alumnos y de profesores durante muchos años.

 

  Acontecimientos relevantes

 

            Probablemente, lo más significativo de nuestra historia sea la labor educativa desarrollada día a día, nuestra aportación a numerosas promociones de                 alumnos y alumnas que guardan un buen recuerdo de su paso por el Instituto. Por destacar algunos acontecimientos:

 

I.- La lucha de las Asociaciones del barrio por la creación del Instituto, muestra de una movilización popular de base, al margen de cuestiones partidistas. La Comisión de Educación del barrio se involucró de tal manera en esta labor que participó en la creación del Instituto no sólo con su gestión ante la Administración educativa, sino participando activamente en el desarrollo del proyecto de edificio, en las enseñanzas que se iban a impartir e, incluso, en los detalles de terminación del mismo.

 

II.- Por supuesto, el año del traslado desde la antigua Universidad Laboral a su sede, una vez finalizada, momento de alegría y de consabidas dificultades de adaptación.

 

III.- Más tarde, la decisión de su definitiva denominación: “Ángel de Saavedra”, no exenta de discusión. Aunque al inaugurarse se denominaba I.B.  “Valdeolleros”, se optó por una solución en la que no hubiera identificación del centro con un solo barrio, dado que buena parte del alumnado procedía y procede de otros barrios, especialmente El Naranjo. Ya a mediados de los noventa, los problemas de masificación y escolarización que supusieron, durante un pequeño periodo, que el actual IES Grupo Cántico fuera Sección Delegada del IES Ángel de Saavedra. Después, un periodo en el que el centro se va incorporando a la mayoría de los Planes, Programas y Proyectos que le han dado su actual fisonomía.

 

IV.- A destacar múltiples reconocimientos a nuestra labor y a la del alumnado: varios premios Reporteros de Canal Sur, diversos premios a las publicaciones del centro, premio Meridiana de Coeducación, varios reconocimientos a los Programas europeos, premio Euroscola del Parlamento Europeo en 2005, Premio MEP en 2006, Premio del concurso provincial de Teatro clásico y participación en el Concurso internacional de Teatro clásico de Sicilia con la obra “Edipo Rey”, representación de Andalucía en la Muestra nacional de FP celebrada en Madrid en 2009, varios premios extraordinarios de Bachillerato de alumnado del centro, así como de Concursos de redacción, fotografía y creación literaria y artística a nivel provincial y andaluz.

 

V.- Por supuesto, la visita de los Príncipes de Asturias con motivo de la inauguración del curso de FP en Octubre de 2011. Fue un orgullo y una satisfacción ser elegidos por la Administración para recibir la visita de SS.AA. reales y las máximas autoridades autonómicas y educativas. La experiencia fue todo un éxito gracias a la colaboración de toda la comunidad educativa.

VI.- Los actos de celebración del 25 Aniversario del IES Ángel de Saavedra ocuparon buena parte de la primavera de 2013. Entre ellos, conferencias, exposiciones, representaciones teatrales, conciertos, actos institucionales y de encuentro con profesorado y alumnado y un largo etcétera. Destacaríamos, entre ellos, la que denominamos “Marcha verde”, un recorrido de alumnado y profesorado para agradecer su esfuerzo a los barrios que lucharon por la creación del IES. Más de 500 componentes del IES “marcharon”, de verde ( el alumnado) y de amarillo (profesorado y colaboradores), sobre los barrios del Naranjo, donde se dramatizaron textos del Duque de Rivas (Don Álvaro o la fuerza del sino) y Valdeolleros, donde el Director del IES y representantes de la Asociación de vecinos leyeron sendos manifiestos de emotivo  reconocimiento al papel de la lucha ciudadana de hace más de 25 años.

Enlaces de interés